La producción industrial se desplomó un 9,1% el pasado año, la mayor caída desde 2009

Producción industrial