El Gobierno propone un impuesto del 4,8% a los ingresos de la banca que gane más de 800 millones al año

cajero