Un CO2 por las nubes dispara el apetito de los especuladores: su presencia en este mercado se triplica desde 2018

Un CO2 por las nubes dispara el apetito de los especuladores: su presencia en este mercado se triplica desde 2018