La incipiente idea de un “renting social” para rentas bajas en España pugna por ver la luz

EL CLIENTE FINAL DE ESTE RENTING SON LAS FAMILIAS FOTO UGC