Decae con fuerza el optimismo eléctrico entre los directivos de automoción, según la consultora KPMG

toyota