Consumir menos gasolina o diésel es posible sin reducir la velocidad del coche

Consumir menos gasolina o diesel es posible sin reducir la velocidad del coche