Elon Musk monta un número para presentar su vehículo más rápido, el Tesla Model S Plaid, a 322 km/h