Los 3.000 empleados de Nissan en Barcelona viven las últimas horas de una agonía que les aboca al cierre

Los sindicatos presionan para evitar el cierre de las plantas de Nissan en Barcelona