Por qué el coche de hidrógeno no desbancará al 100% eléctrico en un futuro cercano

Por qué el coche de hidrógeno no desbancará al 100% eléctrico en un futuro cercano