Adiós al rugido de Maserati: invierte 1.600 millones en sus nuevos motores eléctricos

Adiós al rugido de Maserati: invierte 1.600 millones en sus nuevos motores eléctricos