El mercado inmobiliario se desacelera: la vivienda usada puede bajar, pero la nueva seguirá subiendo

Edificio en construcción