Los Mossos cargan contra los manifestantes en el desahucio de un piso propiedad de un hijo de Jordi Pujol