La vivienda se encarece, aunque a menor ritmo

La vivienda se encarece, aunque a un ritmo más lento