Salvar el negocio o la vivienda: el hostelero que tuvo que elegir

hostelero vitoria