150 alumnos no vuelven a clase en Jerez por las peligrosas grietas en las paredes del colegio