La réplica perfecta del planetario de Eisinga invita a estudiar las estrellas en un bar de Sevilla

Roberto Alberto con su obra