Un grafitero de Madrid vuelve a Chipiona a borrar las 30 tazas que pintó este verano tras llegarle la multa

Una de las pintadas a la entrada de Chipiona