La falta de lluvias deja la cuenca del Guadalquivir al 28% de su capacidad

La falta de lluvias deja la cuenca del Guadalquivir al 28% de su capacidad