Juanlu y Óliver, dos hermanos y un destino, el Camino de Santiago