El reencuentro del traductor afgano con su familia recién llegada a Sevilla: “Han salvado sus vidas”