Una costilla en la playa del Creixell eleva a 10 los restos del misterioso cadáver de Torredembarra

Imagen de archivo de una playa de Creixell