La falta de componentes lleva a Seat a plantear un nuevo ERTE para unos 700 trabajadores hasta final de año

Archivo - Dos trabajadores en la línea de producción del Seat León en la fábrica de Martorell (Barcelona)