Una escuela de Barcelona supera los 40 grados en el aula y las familias reclaman "medidas urgentes"

Varias mochilas en un centro educativo