Ocupan la segunda residencia de unos abuelos de Barcelona y cuando intentan recuperarla los echan a golpes

Imagen de archivo