Girona limitará las viviendas turísticas al 15% y los vecinos temen la proliferación de estos alojamientos

La catedral de Girona durante el Festival Temps de Flors, en mayo