El joven apaleado en una discoteca de Sabadell denuncia a los porteros que le habrían agredido