"Te dejo en el hotel lo que te mereces", así anunció Martín a su expareja que había matado a su hijo en Barcelona