El Hospital Vall d’Hebron 'casa' por primera vez a un paciente ingresado, con los sanitarios de testigos