Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros con fines analíticos y para mostrarte publicidad personalizada (recopilan datos sobre tus gustos y perfil).

Si continúas navegando por el sitio, estás aceptando su uso.

Puedes rechazar la utilización de cookies u obtener más información al respecto en nuestra Política de Cookies

A través de cualquiera de las páginas webs del Grupo tiene la opción de personalizar las cookies tal y como desee.

Albert Cavallé, el 'estafador del amor' que coqueteó con Ana Rosa

  • Este 'gigolò' y preparador físico hace alarde de una gran seguridad en sí mismo en sus apariciones públicas

  • Piden ocho años y medio de cárcel por presuntamente engañar a su expareja para conseguir 60.000 euros

  • Enamora a mujeres con sus encantos y promesas; más de una veintena de ellas le acusan de engaño

"Ni yo soy tan malo, ni ellas tan buenas", justificó Albert Cavallé en 2018. El conocido 'estafador del amor' se sienta en el banquillo de los acusados de la Audiencia Provincial de Barcelona este jueves y se enfrenta a ocho años y medio de cárcel, la mayor pena que han pedido para él: presuntamente engañó a una de sus parejas sentimentales para conseguir 60.000 euros y apoderarse de varios de sus bienes.

No es la única, ya que este gigolò catalán de en torno 40 años acumula acusaciones de más de una veintena de mujeres, que enamoró con sus encantos y sus promesas hasta que estas cedían para entregarle dinero bajo la promesa de recibirlo de vuelta después. De hecho, hace alarde de una gran seguridad en sí mismo y exprime cada una de sus apariciones en los medios; ya hizo lo propio en el Programa de Ana Rosa.

De hecho, trató de coquetear con la presentadora a través de un audio desvelado por el periodista Miquel Valls en una ocasión: "Con Ana Rosa haría más un plan de estiramientos, tai-chi, andar por la arena de la playa para fortalecer piernas, y luego, obviamente, me la llevaría a comer y la cortejaría...", dijo el también preparador físico.

En otra ocasión, espetó la provocación mencionada al principio del artículo, poco antes de un juicio en 2018 en el que le acusaban de presuntamente estafar a dos mujeres. Un tiempo después, Cavallé entonó el 'mea culpa' y pidió perdón: "Esto no me pasa si no hago las cosas mal, que no es amenazar o robar, pero sí he jugado con sus sentimientos".

8 años y medio, la pena más alta a la que se ha enfrentado

Este 28 de octubre a las 10 h ha arrancado el juicio al conocido como 'estafador del amor' por presuntamente haber conseguido 60.000 euros y un vehículo, entre otros bienes, engañando a la primera víctima con la que habría utilizado estas prácticas.

Más de una veintena de mujeres han acusado a Cavallé, que ha atendido al programa de Ana Rosa en varias ocasiones. El acusado pidió a dinero a la denunciante en 2015 haciéndole creer que tenía las cuentas corrientes bloqueadas y que, al tener un gran patrimonio, se lo devolvería "en un breve plazo", según el fiscal, cuya calificación recoge que el sospechoso amenazó con que podría ir a la cárcel de lo contrario.

Ideó una situación "ficticia" para que su pareja firmara varios préstamos bancarios para transferir las cuantías en su propia cuenta bancaria con la falsa promesa de devolvérselas después. También utilizó su documentación sin consentimiento para solicitar más préstamos a través de Internet.

Asimismo, "guiado con ánimo de obtener un enriquecimiento injustificado de su patrimonio, se apoderó" de un vehículo Jeep Cherokee, propiedad de su novia, que es sobre la que recaía su financiación; acudió a la DGT para ponerlo a su nombre, según la misma versión. También vendió presuntamente un móvil por 400 euros y un ordenador portátil y una televisión valorados en 485 euros y en 549 en el momento de su compra.

La víctima recibió tratamiento por ansiedad

El juez de la Audiencia debe valorar si estos hechos son constitutivos de un presunto delito continuado de estafa con abuso de relaciones personales, de apropiación indebida y de acusación falsa por los que el Ministerio Fiscal solicita hasta ocho años y medio de prisión y una multa de 8 euros diarios durante 15 meses.

También una indemnización de 53.595 euros para que la víctima pueda devolver los préstamos y compensar el pago de un médico y de un psicoterapeuta que contrató para tratar la ansiedad que le provocaron los hechos.