Vuelve el ladrón de libros: "No hay romanticismo. Busca volúmenes caros y precintados para revenderlos"

Vuelve el ladrón de libros: "No hay romanticismo, busca volúmenes caros y precintados para revenderlos"