Las cámaras grabaron al parricida de Barcelona dando media vuelta en el control de acceso al aeropuerto