Una fuerte granizada obliga a cerrar una pista del aeropuerto de El Prat