Un restaurante de Cambrils contrata a tres robots para reducir el esfuerzo de los camareros