En la escuela de Azpetia no se tira la comida: las sobras del comedor se envasan y regalan

Mailen, Ian y Arazt junto a la máquina donde deposita la comida sobrante de la escuela.