Bilbao convierte a los taxis en “oficinas de turismo” sobre ruedas

Un taxi de Bilbao