La calima llega a Euskadi y cubre las calles de arena procedente del Sáhara

La calima llega a Euskadi y cubre las calles de arena procedente del Sáhara