5.000 trabajadores de Mercedes-Vitoria, en casa por tercera semana consecutiva por la falta de 'chips'

borrador. Mercedes encadena tres semanas de parón