Antorchas y pancartas para recibir a los primeros trabajadores tras 236 días de huelga en Tubacex