Las playas gallegas afrontan el verano con el 45% de las plazas de socorristas sin cubrir

Un socorrista vigilando una playa.