Desarticulada una trama de cazadores furtivos en Madrid que disecaba cráneos de lobo y de corzo