La policía de Pinto libera con un gato hidráulico a una niña que metió la cabeza entre unos barrotes

La policía de Pinto libera con un gato hidráulico a una niña que metió la cabeza entre unos barrotes