La rehabilitación de un ictus dura de dos a cuatro meses y es "clave" volver pronto a casa

La rehabilitación de un ictus dura de dos a cuatro meses y es "clave" volver pronto a casa