Alicante prohíbe la mendicidad y la prostitución en sus calles con multas de hasta 3.000 euros