Las autoescuelas valencianas aparcan los coches y dejan de dar prácticas ante la subida del combustible

Las autoescuelas valencianas aparcan los coches y dejan de dar prácticas ante la subida del combustible