De ‘la grandeur’ de la presidencia francesa, al banquillo de los acusados

De ‘la grandeur’ de la presidencia francesa al banquillo