El aeropuerto convertido en parque de Berlín: un oasis con un mar de gente pese al 'semi-confinamiento'