Calma tensa en Rabat a la espera de la ruptura tras la salida de España del líder del Frente Polisario