Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros con fines analíticos y para mostrarte publicidad personalizada (recopilan datos sobre tus gustos y perfil).

Si continúas navegando por el sitio, estás aceptando su uso.

Puedes rechazar la utilización de cookies u obtener más información al respecto en nuestra Política de Cookies

A través de cualquiera de las páginas webs del Grupo tiene la opción de personalizar las cookies tal y como desee.

La desesperación de un niño al ser devuelto a Marruecos tras llegar a nado a Ceuta

  • Nada más tocar tierra en Ceuta su sueño se desvanecía porque los militares le han devuelto a su país

  • Muchos padres marroquíes buscan a sus hijos que, denuncian, han cruzado a España sin su consentimiento

Un niño marroquí, con botellas de plástico atadas a su cuerpo simulando un flotador, llegó a Ceuta después de cruzar nadando la frontera entre España y Marruecos. Las imágenes muestran a un chico exhausto y angustiado llegando a la orilla, custodiada por militares españoles.

Los soldados hablan con el niño, que llora desesperado al comprobar que todo ha sido en balde, porque será devuelto de inmediato a Marruecos. Una vez que se deshace de su flotador casero corre, sin apenas fuerzas, hacia la playa ceutí El Tarajal e intenta escalar una pared de rocas. Una pareja de militares llega hasta él, trata de tranquilizarlo y le lleva de vuelta a la frontera.

Alrededor de dos tercios de los aproximadamente 8.000 migrantes que llegaron, y que según las autoridades españolas incluían niños no acompañados de hasta siete años, han sido expulsados. Muchos de los que fueron devueltos estaban decididos a volver nuevamente a Ceuta y este miércoles por la tarde, algunos lo intentaron de nuevo.

Ceuta facilita un teléfono para familias que buscan a sus hijos

Ceuta ha facilitado este jueves un teléfono de contacto para muchas familias de Marruecos que están buscando a sus hijos, los cuales se pueden encontrar en la ciudad tras haber entrado ilegalmente el lunes y el martes. Deben ponerse en contacto con el Servicio de Protección a la Infancia de la Ciudad en el teléfono 956 51 24 13.

El propósito es que, de esta forma, puedan iniciarse los contactos y los trámites pertinentes para que, una vez que los menores sean filiados y se inicie el correspondiente expediente de acogida temporal, pueda producirse el reagrupamiento familiar.

La medida ha sido puesta en marcha por el Gobierno autonómico debido a que varias familias han denunciado a través de las redes sociales la marcha de sus hijos hacia Ceuta sin el consentimiento familiar. Estas familias han argumentado que sus hijos llegaron a Ceuta engañados para asistir a un partido de fútbol o a una excursión y que actualmente desconocen su paradero.