El príncipe Harry, tras las huellas de su madre en un campo de minas