La Asociación Nacional del Rifle se declara en bancarrota para protegerse de demandas millonarias

La Asociación Nacional del Rifle se declara en bancarrota para protegerse de demandas millonarias